Análisis: Art of Fighting. Sprites como puños

Era un día cualquiera en el barrio. Ibamos de casa en casa llamando a los porterillos eléctricos para que todos se fueran bajando para volver a jugar al escondite, a baseball, fútbol, o a meternos en cualquier tienda o salón recreativo para jugar o ver jugar a alguien. En una de nuestra visitas a la tienda de chucherías más popular de por entonces, vimos que habían cambiado el juego de la recreativa que tenían en la entrada del pequeño local. En la pantalla vimos personajes de un tamaño enorme y un tío vestido de naranja que parecía primo de Ryu y Ken de Street Fighter, pero los gráficos eran increíblemente superiores al del juego de CAPCOM. Yo no era muy aficionado a echar mi moneda de cinco duros en los juegos de lucha: prefería gastarlos en algún beat em’ up, shoot em’ up o run ‘n gun, pero mi amigo David (creador del nuevo logo del blog) cada vez que podía nos daba una clase magistral de como se debía manejar a Ryo Sakazaki o Robert Garcia en Art of Fighting.

En 1992 aparecería esta segunda franquicia de SNK para la legendaria NEO GEO MVS, que provocaría una impresión mayúscula entre todos los jugadores, ya que SNK había decidido sacar músculo gráfico con este título y demostrar quien estaba en lo más alto.

Captura de pantalla 2017-08-15 a las 17.35.02

La historia transcurre en Southtown, una ciudad norteamericana donde el crimen organizado es quien pone las reglas del juego. Ryo y Yuri junto al amigo de la familia Robert, han sido instruidos durante toda su infancia por Takuma, padre de los hermanos Sakazaki, quienes han tenido en general una vida muy tranquila hasta que una noche alguien rapta a Yuri. Ryo y Robert no tardan en comenzar una investigación y preparan sus puños para enfrentarse a todo el que se presente por delante que no colabore o forme parte del secuestro.

art of fighting family photo

Al echar el crédito podremos elegir sólo entre estos dos protagonistas, con artes muy similares pero que poco tienen que ver en lo visual, ofreciendo así un punto diferenciador con lo que podría ser Ryu y Ken (dos luchadores muy similares entre sí en todo)

La historia tiene un peso fundamental en todo el juego: las sucesivas luchas que debemos ir saliendo vencedor están justificadas con la búsqueda de la joven Yuri. Aunque esto que debería ser más fácil a diferencia de otros juegos en los que debemos enfrentarnos a luchadores de forma aleatoria hasta el final del juego, no es así. El primer combate con el maestro Ryuhaku Todoh, es un muro que muchos no llegaron a derribar.

Captura de pantalla 2017-10-02 a las 22.19.41

Entrando ya en lo técnico, es imposible no destacar su apartado gráfico. Nunca hasta entonces habíamos visto tanto detalle en personajes y escenarios. Y no sólo eso, sino que los sprites de los personajes eran enormes, tan enormes que parecían no caber en la pantalla, y con tanto detalle y animaciones realizadas a la perfección, personajes que sufren daños físicos visibles en los rostros con hematomas, ojos hinchados o dientes saltados, da aún hoy día una sensación de que es real muy bestia. SNK con este juego estaba demostrando hasta donde podía llegar su MVS a diferencia de otras como la CPS-1, máquina de la rival CAPCOM. Algo que no se puede pasar por alto es para que cupiesen estos personajes y se pudiesen alejar entre uno y otro para replantear la estrategia de lucha, es el uso de un zoom para alejar la visión del combate en este caso o acercarla cuando los luchadores estuviesen mano a mano. Un detalle que hoy quizás no nos resulte interesante pero que por entonces era algo muy innovador y ayuda al realismo que os comento.

Captura de pantalla 2017-08-15 a las 17.45.56
Aquí está Mr. Big con la cara hecha polvo.

En combate encontramos algunas novedades respecto a otros títulos de la compañía como la inclusión de una barra de energía para técnicas especiales (o magias, como le decíamos de pequeños). Estas técnicas usándolas con sabiduría son uno de los principios del camino a la victoria. También es curioso que en el juego se añadiese un botón específico para burlarnos del enemigo, aunque la motivación de este no es otro que minar la barra de energía de técnicas especiales de nuestro enemigo.

 

 

Para no dejarnos con mal sabor de boca, aunque el modo historia (o arcade), sólo nos permita usar a Robert y Ryo, no es así con el modo VS entre jugadores, pudiéndose elegir también a todos los enemigos que aparecen en el modo historia, exceptuando al enemigo final: Mr. Karate.

Captura de pantalla 2017-08-15 a las 17.34.46.png
Cada dos niveles tendremos una fase bonus. Esta es una de ellas.

Y es que la historia termina con un gran interrogante: ¿quién es Mr. Karate y porqué han raptado a Yuri?, quedando la historia abierta a una segunda parte en la que por fin podemos corroborar que Fatal Fury y King of Fighters forman junto a Art of Fighting un nexo común.

Este juego es toda una leyenda de los fighting games: en lo jugable es directo e intuitivo, los personajes son muy carismáticos y en lo visual no hay ningún otro título de la época que le haga sombra. Un juego que recomiendo a todo el que no tuvo la suerte de jugarlo en su época para que observe toda su belleza, y para quien lo haya jugado, decirle que le vuelva a dar un repaso, ya que parece que no han pasado los años. Vamos, que vas a flipar como cuando eras niño. Pero…

¿Serás capaz de recuperar a Yuri?

Captura de pantalla 2017-08-15 a las 17.31.28

Anuncios

Un comentario sobre “Análisis: Art of Fighting. Sprites como puños

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: