Música: Ori & The Blind Forest

Hay juegos que tienen bandas sonoras que nos llegan a calar, la de Ori and the Blind Forest es una de ellas.

Como en otros juegos, la música toma un papel muy importante en el juego, en unas partes consigue mostrar estados de ánimo y hace que el ritmo del juego sea trepidante en otras. Su creador Gareth Cocker ha compuesto música para otros juegos como Minecraft o Ark entre otros gracias a esta composición. Se define como compositor de bandas sonoras de películas, juegos y anuncios, aunque este juego es el que le ha dado mayores satisfacciones y ha engordado mucho su mas que brillante palmarés.

Os dejo un pequeño fragmento de la pantalla de título en la que la banda sonora nos induce a empezar a jugar.

También incluyo una lista de Spotify con la banda sonora oficial del juego, aunque en su web también podéis encontrar una lista de reproducción.

Que más juegos tengan bandas sonoras como esta.

Música: The Last Door.

Uno de los puntos fuertes de The Last Door es su banda sonora indudablemente.

Cárlos Viola compuso la música con muchísimo mimo para completar una experiencia sin precedentes, una inmersividad total en el juego a través del oido fundiéndose a la perfección con una trama aterradora que consiguen que te lleves las manos a la cara en mas de una ocasión.

Los instrumentos de cuerda siempre me han parecido magníficos para acompañar al terror psicológico y como ya comentamos en el blog con anterioridad tanto para la primera parte como para la segunda, si la música es una parte importante en cualquier juego en este en concreto es una parte fundamental.

Los temas están disponibles en la página oficial de The Last Door así como en la misma página web del creador de música para juegos indie.

Os dejo la intro en el siguiente enlace, que la disfrutéis.

 

Música: Myth, The Xenogears Orchestral Album

La Orquesta Nacional de Bulgaria interpretó una selección de trece temas de la banda sonora del Xenogears de Squaresoft, la cual se le llamaría Myth, The Xenogears Orchestral Album. Una maravilla que compuso Yasunori Mitsuda trece años atrás y que le llevaron a trabajar posteriormente en proyectos muy importantes en la industria.