Análisis: Match Day II. Por Alejandro Balseiro

Hola a todos, soy Lechuguito, un amante de los videojuegos retro que desde que Cabesa empezó a escribir su blog, le ha dado la brasa para que me deje hacer una colabo. Parece que ahora ha accedido así que… Allá voy!

Empiezo con una mini-presentación: Cuando era (muy) pequeño, encontré en mi casa un videojuego clásico, de estos que tenían el ping pong y poco más, y me encantó. Poco después, a mi prima que vivía en el piso de arriba le compraron un ordenador Amstrad, y yo me pasé un verano dandole la brasa a mis padres, hasta que accedieron (aun no se como, yo tendría 6 años!). Ahí descubrí un mundo nuevo, y a día de hoy a veces enciendo ese viejo cacharro. Desde entonces, la espiral: SNES, Gameboy, Game Gear, PSX… Más de 30 años jugando, y contando!

Una de mis aficiones son los juegos de deportes. He jugado a casi cualquier deporte con una maquinita: Baloncesto, Hockey, Baseball, Rugby, Futbol Americano… Hasta Curling. Pero mi deporte favorito era el fútbol, aunque con los años, he acabado viviendo con muchísima más pasión el baloncesto.

Con mi Amstrad, descubrí la afición del juego de futbol, por poder jugar con un colega, por poder ganarle a un colega, porque podías hacer lo mismo que los de la tele en casa y tocando botones.

Para mí, el juego estrella de fútbol era el Match Day II. Fue de los primeros juegos que tuve, y de los primeros de fútbol que salieron para el CPC (como mínimo, el segundo), pero la cantidad de detalles que tenía hace que hoy día sea uno de los que mejor recuerdo tengo, y de los pocos que aun hoy puedo jugar unas horas sin aburrirme.

Lo primero que me llamó la atención de este juego, era que podías customizar los nombres de los equipos: Podías jugar un partido con el FC Las Casitas, el Noquierocole FC (Campeón durante años en mi casa), o echar un derbi Real Madrid-Barcelona sin problemas. Eso sí, los jugadores siempre vestían igual, todos eran iguales, con el mismo peinado menos el portero.

Captura de pantalla 2017-11-14 a las 8.40.30
Clásico derbi del juego, Ritman Utd vs Soccerama

Luego, lo que tradicionalmente llamamos “la freidora”: El sonido del público. Ya entrados en la era PS2, aun los juegos de fútbol tenían de fondo ese ruidito que es igual que cuando pones unas croquetas de bolsa del congelador en una sartén, ese “ffffssssssccchhhhhh” constante durante todo el partido, menos cuando marcas un gol. Pues bien, los amigos de Ocean metieron de vez en cuando sonidos de bocinas entonando canciones típicas de fútbol (oe oeee) y cosas así, que le daban una salsa que muchos otros juegos posteriores (incluso en PS2, insisto) no supieron o no quisieron plasmar.

El juego en sí era facilón, no había faltas, robabas el balón pasando por delante del rival, los porteros no agarraban la pelota sino que la despejaban… Pero ah, el juego tenía un “modo experto” en el que podías… Dar taconazos! Oh la la! Ni el mismo Zizou, chavales. Los taconazos en un juego de fútbol aparecieron de nuevo allá por el FIFA nosecuantos de PSX (y no de los primeros).

La euforia se desataba cuando marcabas un gol: Los jugadores empezaban a levantar los brazos como si quisieran ventilar sus axilas, la freidora sonaba más fuerte, y se oía un pitidito clásico, que si has jugado a este juego lo recordarás.

Captura de pantalla 2017-11-14 a las 8.40.36
Goooolll!!!

Otra cosa que tenía este juego y que no volví a vivir hasta el año 1.992, con PC Fútbol: Simular partidos. El juego tenía un modo liga y un modo copa (todo un adelantamiento, pasaron décadas hasta ver otro juego así), y te permitía organizar una liga con 0 jugadores humanos, puesto que en cada partido podías seleccionar que jugara la computadora sola, y simular un torneo o una liga!

Captura de pantalla 2017-11-14 a las 8.40.38
¡Incluso el juego te permitía copiar un código para continuar tu liga o copa en otro momento!

Claro, con mis colegas jugábamos en casa ligas completas, eligiendo cada uno un equipo, y viendo quien quedaba campeón. Con el tiempo te dabas cuenta que la máquina, al no tener parámetros de jugadores mejores o peores, simplemente ponía un resultado random a cada partido, pero eso daba igual, era divertido ver una liga con el Madrid y el Barcelona últimos, el Sporting campeón y el Pegaso FC jugando UEFA.

Como curiosidad, este juego fue programado por Jon Ritman, que hizo dos clasicazos del amstrad CPC, como son el Batman (que sí jugué, me pareció entretenido, pero lo pintan como la bomba por ahí), y el Head Over Heels (que no jugué, porque no llegó a mi tienda nunca, se parece mucho a Batman y otros juegos, y la gente lo pinta como el alfa y omega del amstrad. Este es ese juego que el amigo Cabesa llama “el del perro y el gato”). He de decir que este Match Day II me parece un adelantado a su tiempo, como ya comenté, y uno de esos juegos a los que podías sacarle horas y horas y horas y… Sin cansarte, aun siendo un juego de fútbol en el que sólo se hace eso, jugar al fútbol. Igual la magia estaba ahí, ni tácticas, ni entrenamientos (como el infernal Michel Futbol Masters, donde no pude jugar ni un partido).

WhatsApp Image 2017-11-13 at 23.49.18

Alejandro Balseiro

Ingeniero, padre, jefe de SSTT en hoteles. Gamer desde                que recuerda, más de 30 años jugando con las maquinitas.      En su tiempo libre es entrenador de baloncesto desde hace 5 temporadas y coordinador deportivo del club. Aficionado a los juegos y adorador de San Amstrad Mártir. Da las gracias a Blizzard y a WoW por que le dio un grupo de amigos absolutamente espectacular que le cambió la vida.

 

Anuncios

5 comentarios sobre “Análisis: Match Day II. Por Alejandro Balseiro

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: