Hace algunos días Nintendo volvió a soltar otra bomba gracias a su repertorio de juegos y máquinas añejas. Después de la increíble aceptación que ha tenido el pequeñín Nintendo Classic Mini: NES, es lógico que La Gran N no vaya a dejar pasar la oportunidad de seguir generando dinero con esta colección gracias a Nintendo Classic Mini: Super Nintendo de la cual mi compañero Cabesa Freeman nos habló recientemente.

Respecto a la pregunta que el lanzaba, tengo una clara opinión: si eres coleccionista de todo lo que saca Nintendo adelante, si lo que quieres revivir toda esa época… desde luego no es el camino con más posibilidades. ¿Que quieres jugarlo todo en un soporte oficial?, yo os voy a dar una solución a un precio igual o superior pero con notables ventajas: se llama Super Everdrive.

Algunos lo conocéis y otros no, para el que no conozca este producto, es un cartucho para Super Nintendo con una ranura para tarjeta SD, en la cual puedes meter casi todos los juegos disponibles de la consola, e incluso modificados o con lenguajes que han introducido muchos con su buen hacer y que podemos disfrutar directamente en nuestra SNES original. La grandísima diferencia entre emular en un PC/MAC, en un Raspberry o en la futura Nintendo Classic Mini: Super Nintendo (que también es emulación pura y dura), es que estás jugando en el hardware original con todo lo que eso significa. Al grabar cualquiera de las ROM que tengamos dentro nuestra tarjeta SD del Super Everdrive, el cartucho se convertirá en el juego en cuestión. Una auténtica maravilla.

lista alfabetica the past is now blog super everdrive
Al haber tanta ROM, es mejor tenerlo todo ordenado por letra.

Hablando de si es una experiencia “100% retro”, está claro que no lo es; no estás cogiendo el cartucho de su cajita original y enchufándolo a tu consola, pero desde luego es algo muy cercano si tienes una televisión de tubo enganchada a tu Super obviando el paso de elección de cartuchos originales. ¡En cambio puedes jugar a gran parte del catálogo!

Juegos S The past is now blog ivelias random access
Hay juegos que hoy día originales son casi imposible encontrarlos o están a precios muy superiores a lo que muchos podemos permitirnos. 

Hay en concreto un inconveniente respecto a estos cartuchos: los económicos no tienen unos chips concretos que necesitan ciertos juegos. Hablo de chips como el DSP-1  del que se necesita para jugar a Super Mario Kart, o el famoso Super FX usado para Stunt Race FX por citar algún ejemplo. Aunque estos problemas que puedan causar a los que quieran jugar a estos títulos,  se pueden subsanar al comprar los Everdrive más premium que vienen con estos chips incorporados. Siendo realistas, con un Everdrive con el chip Super FX integrado hoy mismo podrías jugar a Star Fox 2 sin necesidad de esperar a septiembre, y en una Super Nintendo original. Otro inconveniente es que esto no genera dinero a los creadores de los juegos originales, aunque en muchos casos no es posible jugarlos de otra manera ya que no se encuentran en ninguna Consola Virtual ni nada semejante.

A día de hoy no es cara comprar una Super Nintendo si se mira en los sitios adecuados y siendo un poco paciente: si vas a entrar en eBay con la tarjeta de crédito calentita desde luego que no. En las dos ocasiones que he comprado una SNES recientemente no he tardado más de 1 semana en encontrar a alguien o algún sitio con la consola a 30-35 euros. Y las he visto más baratas.

Donkey Kong Country The Past is Now Blog Super Everdriv
Dándole leña al último juego que reseñó nuestro amigo Cabesa Freeman

En cuanto al susodicho cartucho “mágico”, la mejor versión de estos los fabrica Krikzz, quien es su creador, pero existen versiones más económicas como el China Version, que es el que adquirí en su día por un precio muy inferior y con unas prestaciones muy similares, y casi sin ningún tipo de diferencias para alguien con conocimientos a nivel usuario. En su momento lo compré por 42 euros con envío incluido.

Al final si se hacen las cosas con calma, resulta que puedes jugar a la gran mayoría de juegos que vienen en el catálogo de la Nintendo Classic Mini: Super Nintendo por menos de lo que cuesta ese aparatito tan cuco, pero cada juego que quieras jugar que no viene en ella es una ventaja. Además, la máquina original tiene un encanto especial y sigue quedando chulísima en cualquier salón, sin contar que tiene un tamaño muy ajustado.

¡Déjate de cacharritos y pon una Super en tu vida!