Para poder hablar de cualquier juego de Toaplan es necesario quitarse el sombrero previamente. Dentro de su corta década de existencia nos dejaron juegos para el recuerdo y que siguen siendo hoy día comentados en multitud de blogs y webs, y han sido inspiración para infinidad de títulos posteriores.

gif zero wing the past is now blog ivelias zero

Dentro de su catálogo podemos encontrar varios clásicos shoot ‘em ups que se han reconocido con el tiempo su valía. Las casualidades de la vida hicieron tener una segunda juventud a Zero Wing, lanzado para arcades en 1989 y que posteriormente se lanzó en PC Engine CD / TurboGrafxCD y Mega Drive, que es la versión de la que os voy a hablar y que más fama alcanzó con el tiempo.

toaplan logo the past is now blog

La realidad de esta segunda juventud es bien conocida por todo internauta de principios de siglo, y es que para la versión doméstica de SEGA, los buenos de Toaplan decidieron añadirle un poco de chicha a la historia añadiendo un personaje malvado llamado Cats el cual destroza una nave intergaláctica. En mitad de la confusión dentro de la nave, Cats toma contacto con el capitán con el que tiene una pequeña conversación. Las traducciones en esa época sabemos muy bien como funcionaban (allé voy), y una conversación de unas cuantas frases es un absoluto desastre, en la que nuestro malvado Cats dice: ALL YOUR BASE ARE BELONG TO US, a lo que podría significar algo como “todas sus base son nos pertenecen”.

Captura de pantalla 2017-03-20 a las 17.29.04

AYBABTUs a parte, este matamarcianos nos propone avanzar con nuestra nave ZIG 01 a base de disparos a lo largo de 8 niveles para salvar la galaxia de Cats. Pero el viaje no va a ser nada fácil.

Captura de pantalla 2017-03-18 a las 11.47.03

A los mandos, la nave se mueve a las mil maravillas, a poco de empezar seremos capaces de controlarla con total gracilidad. Tendremos para elegir 3 tipos de armas en forma de power ups que podremos ir recogiendo conforme vamos avanzando y que podemos ir añadiendo más poder a cada una de ellas. Además de que tendremos dos naves de apoyo en la parte superior e inferior que dispararán igual que nuestra nave,  también disponemos de una especie de aspiradora que absorberá a algunos enemigos para usarlos como escudo frontal o lanzarlos como misiles. Tenemos muchas armas para acabar este juego, pero si morimos perderemos todos los power ups. Al comienzo de la misión no hay problemas, pero en los últimos niveles morir supone casi la total desesperación y un más que posible “game over”.

 

Durante nuestra travesía, nos enfrentaremos a todo tipo de naves muy bien gestadas y con una estética bastante chula y muy de la época, con jefes de mitad y final de nivel bien trabajados pero que no llegan a un nivel excelente en comparación con otros juegos de la compañía como Hellfire. Aunque la estética está guay, los escenarios se pueden hacer un poco repetitivos y en general no destacan demasiado. Aunque en contraposición tendremos unos temas musicales bastante buenos para avivar nuestros corazones mientras destruimos todo a nuestro paso.

Captura de pantalla 2017-03-17 a las 23.29.36

No estamos hablando del mejor juego de este género dentro de la generación de 16 bit, pero si que es muy entretenido y divertido, y pese a que no es fácil (y que Dios nos libre de los shmups que lo sean), es bastante asequible para casi cualquier jugador sea amante o no de este tipo de juegos. Personalmente lo conocía desde hacía mucho pero no ha sido hasta este año que me he puesto a jugarlo, y os lo recomiendo encarecidamente, puesto que aunque no sea de los juegos TOP de esta categoría, si que se merece una buena tarde de phoskito, batido de chocolate y de disparos en el espacio.

Captura de pantalla 2017-03-20 a las 17.27.53