Obviando la silenciosa secuela espiritual Crimson Dragon para Xbox One, la saga de SEGA Panzer Dragoon es una de las mas abandonadas de la compañía del erizo azul, aunque en su momento fuese un buque insignia para la fracasada Sega Saturn, y su primera iteración poco después del lanzamiento de la consola no consiguió arrastrar a los potenciales compradores que la compañía necesitaba.

Pese a esto, no deja de ser una obra maestra, y la banda sonora compuesta por Yoshitaka Azuma es muy recordada y ha servido de inspiración para otros artistas por el misterioso halo que desprende cada uno de sus temas, que envuelven al juego a la perfección y magnifica más aún si cabe la extraña ambientación.

Lanzado en formato físico en Japón, aún se puede adquirir por precios que rondan los 50€ por algunas casas de subastas, aunque puestos a pagar compraría la versión mejorada de Data-Discs, que además es más económica.