Hay juegos que tienen bandas sonoras que nos llegan a calar, la de Ori and the Blind Forest es una de ellas.

Como en otros juegos, la música toma un papel muy importante en el juego, en unas partes consigue mostrar estados de ánimo y hace que el ritmo del juego sea trepidante en otras. Su creador Gareth Cocker ha compuesto música para otros juegos como Minecraft o Ark entre otros gracias a esta composición. Se define como compositor de bandas sonoras de películas, juegos y anuncios, aunque este juego es el que le ha dado mayores satisfacciones y ha engordado mucho su mas que brillante palmarés.

Os dejo un pequeño fragmento de la pantalla de título en la que la banda sonora nos induce a empezar a jugar.

También incluyo una lista de Spotify con la banda sonora oficial del juego, aunque en su web también podéis encontrar una lista de reproducción.

Que más juegos tengan bandas sonoras como esta.