En otra época el intercambio de juegos entre amigos era en muchas ocasiones la manera más sencilla de acceder a otros títulos, teniendo en cuenta que “las pagas”, quienes la tuviesen, en la gran mayoría de casos eran escuetas e iban a parar a nuestras amadas recreativas no daban para mucho más.

En uno de estos intercambios, por avatares del destino, un juego llegó a quedarse en casa, y al cabo de los años en un cajón entre un amasijo de cables lo encontré. Era uno de los juegos más importantes que tuve en mi infancia, y ni siquiera era mío. Tampoco tenía posibilidad de devolverlo a su dueño. Era ni más ni menos que Wario Land: Super Mario Land 3.

SONY DSC
Como se puede apreciar, el juego que me prestaron no es original, pero de eso ni me di cuenta en su momento. Es una copia 100% igual al original.

El majestuoso Super Mario Land 2: 6 Golden Coins de infinitas bondades, nos traía un enemigo final desconocido hasta el momento, un personaje gordote y bigotudo llamado Wario que desprendía ya un carisma de por sí grandísimo, que añadía un gran elemento para convertir el título en uno de los mejores de la pequeña Game Boy.

Como no podía ser de otra forma, Nintendo no dejó escapar la oportunidad y añadió a Wario en plantilla, y creó esta aventura en solitario para el personaje que sería lanzada en 1994 para la portátil japonesa.

gif-wario-land-the-past-is-now-ivelias-zero
Para utilizar los puntos de control y abrir las puertas de fin de nivel necesitaremos 10 monedas, y en algunos casos son escasas.

El juego comienza justo después de acabar SML2, con un Wario derrotado por el famoso fontanero. Para vengarse de este, Wario decide ir tras unos piratas que tienen una estatua gigante de la Princesa Peach. Con esta premisa, se nos presentan a los que serían los enemigos de la saga, los Piratas Azúcar Moreno, dirigidos por la Capitana Sirope.

 

Cercado en el mismo género que su predecesor, el primer título de Wario marca de manera eficaz grandes diferencias que serían utilizadas en lo que sería su propia saga: golpes de hombro en carrera al canto y uso de su ancha complexión para aplastar a sus enemigos. Además su desarrollo es ligeramente distinto al anterior juego, siendo un título casi lineal por completo, en el que cada mapa tiene 5-6 niveles con su respectivo jefe. Pero encontraremos pequeñas bifurcaciones que nos harán desviarnos del camino a seguir. ¿Por qué?, pues porque hay 15 tesoros escondidos a lo largo y ancho de Kitchen Island.

 

Pero no será tarea fácil. Los caminos secretos en algunas ocasiones estarán muy bien escondidos, y tendremos que buscar con ahínco ya que detrás podrían encontrarse nuestros deseados tesoros. Toda recompensa que seamos capaz de conseguir es necesaria teniendo en cuenta que dependiendo de esto el final del juego será distinto. El mayor deseo de Wario después de ser desahuciado de su castillo, es conseguir un nuevo hogar. Podemos conseguir desde una casita para pájaros donde Wario no sería capaz ni de asomar la cabeza, o incluso gobernar el mundo.

 

Es justo hablar de todo lo que envuelve el título. Los escenarios son herederos de los mundos de Mario, y eso se nota desde el minuto uno, con localizaciones con diseños similares e incluso elementos prestados. Se respira a Super Mario por todos lados. La música es muy pegadiza y alejada de la música alegre de su antagonista pretendiente de princesas, y esto es entendible por los numerosos peligrosos que hay en los niveles.

 

Se entiende que el segundo nombre del juego, “Super Mario Land 3”, era para pegar un tirón de ventas para enganchar a más gente que desconociese el personaje, pero quizás no hubiese sido necesario, ya que la primera incursión de Wario fue todo un éxito y hoy trabaja a tiempo completo con contrato indefinido para Nintendo. Y se entiende a la perfección por que Wario Land es un título perfecto, con una duración perfecta y se mantiene en forma hoy día pese a ser un juego de una consola portátil que de potencia no iba sobrada, pero que abrió un hueco en nuestros corazones para siempre.

castle-wario-land-super-mario-land-3-the-past-is-now-blog-ivelias-zero

No puedo hacer más que recomendar que lo juguéis sin demora, y a los que si ya lo jugasteis en su momento, dadle de nuevo una visita por que la merece sobradamente. Un título redondo.