Pero eso ya lo sabíamos. Ni este Final Fantasy ni ningún otro es un juego para todo el mundo. De hecho no existe un juego que cumpla esa norma.

Que Final Fantasy XV después de 10 años de espera iba a crear controversia y no iba a ser lo que una parte del público esperaba estaba más que cantado. Unos lo quieren por turnos, otros quieren acción pura, otros quieren que se parezca a la novena entrega, otros a la séptima… y así con todos.

Podemos compararlo incluso este caso con el de la madre que intenta complacer a su hijo que viene de visita después de un largo viaje en el extranjero y le prepara una impresionante tortilla de patatas. Algunos hijos podrían llegar decepcionados por que esperaban unos deliciosos filetes empanados. El ejemplo quizás es demasiado sencillo, pero la gran mayoría de seres humanos hemos vivido una situación similar.

lucha-fight-final-fantasy-xv-the-past-is-now-net-blog-ivelias-zero

Las expectativas son muy complejas de superar con un tiempo de espera tan longevo. Quizás lo mas curioso de todo este desarrollo, es que Final Fantasy XIII Versus, llamaba muchísimo más la atención que Final Fantasy XIII en sí, y muchos compradores se adelantaron a comprar una PS3 por un título tan llamativo y exclusivo para la consola de SONY como Versus.

Quizás lo más simpático por decirlo así, es que FFXV y The Last Guardian, juegos con un desarrollo tan desastroso casi al nivel de Duke Nukem Forever, no han salido en PS3, FFXV no es exclusivo, y han sido lanzados con una diferencia de 7 días el uno del otro.

foto-para-el-recuerdo-final-fantasy-xv-the-past-is-now-blog-net-ivelias-zero-opinion

Cuando uno piensa en el descontento general por la actual generación, uno comienza a pensar que quizás algo de razón empiezan a tener los jugadores, que fin y al cabo son clientes, y ven como las compañías ningunean y no cumplen sus promesas como si de un partido democrático español se tratase.

Pese a todo esto estoy jugando a Final Fantasy XV, me esta gustando mucho y hablaré de el largo y tendido en el futuro. Y probablemente se hablará de este juego mucho, y con el margen perdido del tiempo de espera por él, otros ojos verán el juego con una óptica muy distinta a la que hoy ofrecemos y ofrecen los grandes medios especializados. Como ocurre con todos los títulos que han creado opiniones tan dispares como este.